El sector del alquiler vacacional ha sido uno de los grandes afectados por la pandemia, pero en las últimas semanas se está revitalizando. Además, se espera que siga esta tendencia de vuelta de las reservas en los próximos meses.

Por este motivo nos encontramos en el momento perfecto para mejorar las condiciones de las viviendas y reflexionar sobre cómo se podría modernizar el sector.

Domotizar la vivienda es la solución

Actualmente los clientes ya no son tan proclives a la necesidad de un trato personalizado, sino que prefieren las mínimas interacciones en momentos como el recibimiento. Se ha percibido en el último verano que es más satisfactorio para el cliente cuando no tiene que interactuar presencialmente con la persona encargada de la vivienda tanto por el covid-19 como por las horas intempestivas a las que pueden llegar.

Como resultado, la domotización de la vivienda es la mejor forma de dar respuesta a esta nueva forma de alquiler vacacional.

¿Cómo funciona la domotización?

Los clientes, al igual que el propietario, se descargan una app en el móvil que permite monitorizar la vivienda. Desde la entrada de los clientes se utiliza la app, que posibilita la entrada de los mismos a la vivienda tras comprobar que los DNI son correctos. Además, gestiona el informe de la Guardia Civil y el pago de la estancia.

Asimismo, el propietario tiene la capacidad de apagar el aire acondicionado desde la app cuando los clientes salen de la vivienda, bajar las persianas o cualquiera otra acción.
Otra de las grandes ventajas es que hace posible que la gestión de incidencias sea inmediata, lo que implica que los problemas que surgen se arreglan con mayor prontitud.

Así pues, te permite llevar a cabo una gestión integral de la vivienda desde el móvil.

Si está interesado, sea propietario o compañero del sector inmobiliario, contacte con nosotros y le informaremos sobre todas las novedades del alquiler vacacional.